lunes, 25 de abril de 2016

FLAVIO MENDOZA: "NUNCA ME SENTÍ CUIDADO NI RESPALDADO POR EL SINDICATO DE ACTORES"


Nota imperdible realizada para INFOBAE al exitoso Artista Flavio Mendoza.

Por: Tatiana Schapiro

—¡Felicitaciones! Qué gran espectáculo es Franciscus.
—Gracias, fue un trabajo muy grande, los resultados son maravillosos. Tiene todos los condimentos para ser un gran espectáculo. Sin soberbia lo digo: tiene cine, danza, humor, actuación, música. Lo creamos, no es que se compraron los derechos de algún lado y se hizo. Esa es una de las cosas que más me gusta de este espectáculo.


—¿Cuánta gente hay en escena?
—Cincuenta y dos en el escenario, doce músicos en vivo y entre técnicos son unos treinta más, porque hay muchos aparatos que tienen un operador. Uno lo ve y todo funciona como un relojito, pero atrás de eso hay una logística muy grande.

—¿El riesgo es alto?
—Mucho.

—¿Y cómo te animás? ¿Cómo te decidís en este momento del país a hacer semejante cosa?
—Ya hice una locura en el verano con tres espectáculos y no me fue bien. No porque el producto no sea bueno, sino porque la crisis del país fue complicada. Ya hace un año que venía con el proyecto de Franciscus, no lo podía parar. También me pasó con el verano, podría haber hecho en vez de tres espectáculos, uno, pero dejaba a mucha gente sin trabajo. Venía acarreando shows y era mi primer año como productor.

—¿Se siente una responsabilidad?
—¡Ay, sí! Es terrible. Mi familia me dice todo el tiempo: "Sacate un poco esa mochila", porque esto es así, tenés una temporada de trabajo y otra no. Pero a mí me daba mucha tristeza dejar sin trabajo a gente que realmente lo necesitaba y gente muy talentosa. Encima ahora, con esta ley nueva que están haciendo, es mucho más difícil todo.

—¿Con la ley de actores?
—Sí, ya hay productores que directamente no quieren contar con un ballet y yo me niego a eso.

—Vos te corriste un poco del rol del artista y asumiste el de empresario y, en ese sentido, es mucho más difícil.
—En un momento, un poco me asustó y me asusta, pero la verdad dije: "Bueno, no, confío en el país y en la gente que me dijo que sí". Me fue muy bien con Stravaganza, fue algo histórico. En mí está siempre eso de querer superarme. También un poco lo trato en terapia y lo tengo que parar, porque no es que puedo estar todo el tiempo así. Llega un momento en el que no podés; por ejemplo, nosotros estamos cobrando una entrada que no es para el valor de este espectáculo, hay una entrada que es muy económica.

—Es un espectáculo de Broadway. Lo que pasa es que, a la vez, en la Argentina, también sabés que si ponés una entrada carísima, es muy difícil poder llevar a la gente.
—Pero viste que viene un espectáculo de afuera carísimo y la gente va. Me parece que nosotros por ahí no le damos el valor a lo que tenemos. Tenemos gente muy talentosa en nuestro país y que muestra cosas de mucho nivel y de mucho talento.

—¿Volviendo a la pérdida de tus ahorros pos temporada, en ningún momento decís: "Ay, me tendría que haber quedado del otro lado, como artista soy fantástico y no asumo estos riesgos"?—Un poco lo que me ayudó fue estar haciendo esta obra. No es que no me molestó. No me dolió tanto la pérdida del dinero, porque, primero, yo no soy un tipo que vino del dinero, vine de abajo, de vender pochoclos, de repartir volantes, y de hacer todo lo que sea para ganar un mango y llevarlo a mi casa. Entonces, perder esa plata fue algo que dije: "Bueno, no es que tuve que salir a vender mi casa o el auto para pagar las deudas". Eran ahorros que tenía, gracias a Dios, y con eso se cubrió. También el transitar la vida de san Francisco de Asís me dio eso, ¿si uno no lo hace, quién lo hace? ¿Viste cuando vos decís: "Esta persona nunca va a llegar"? Y si vos no le das la posibilidad... Yo creo mucho en mis sueños. Los únicos sueños que no se cumplen son los que no se sueñan. Me parece que hay que animarse. A mí, la Argentina, mi país, me dijo "sí" y yo estoy aportando a mi país.

—¿Seguís apostando hoy a pesar de las dificultades?
—Sí, sigo apostando. Confío en que vamos a estar mejor. Me parece que eso es lo que falta y eso es lo que dice este espectáculo. Tenemos que confiar más. No tenemos que pensar que todo es gris, tenemos que estar un poco más unidos y más confiados. Más de decir: "Bueno, es este presidente (así no lo hayas votado vos porque no era tu ideal), pero yo voy a apoyar a que este presidente haga mejor las cosas".

—¿No te parece que estamos cada vez más peleados entre nosotros?
—Todo el tiempo, por eso es que este espectáculo llega en el momento justo de mi carrera, de mi vida y del momento mundial. Uno como comunicador no puede dar todo el tiempo pálidas. Yo a veces veo programas de televisión y noticieros y son terribles.


—Mencionaste la ley de actores. ¿Cómo la ves?
—No la veo bien. Primero, que se estén peleando como se están peleando, ya eso te muestra la división. Una pelea, una constante agresión, que un actor le dice a otro actor que es ignorante. La realidad de todo esto es que acá lo que quieren es plata.


—¿Quiénes?
—Actores. Yo nunca me sentí por ese sindicato cuidado ni respaldado. Es más, una vez dije una disconformidad que tuve y me salieron a mandar una carta pública a los medios, cuando soy una de las personas que más dinero les da a ellos con los espectáculos. No sé quién es el director. A mí nunca me han llamado ni me han citado para una reunión para decirme: "Mira, estas son las leyes, normas". Me parece muy desagradable en ese aspecto cómo se manejan.

FUENTE: INFOBAE - NOTA COMPLETA: 

CARTELERA DE ESPECTÁCULOS

____________________________________

____________________________________

____________________________________

____________________________________

____________________________________

____________________________________