jueves, 14 de enero de 2016

ARTISTAS DE VARIEDADES NOTIFICO AL MINISTRO DE TRABAJO JORGE TRIACCA SOBRE LA PROBLEMÁTICA DE LOS TRABAJADORES DEL ESPECTÁCULO


La Comisión Directiva de Artistas de Variedades entrego al Ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Jorge Triacca con el fin de poner en conocimiento sobre la actualidad del panorama que viven los trabajadores Artistas de Variedades en el marco de la regularización de sus condiciones de trabajo, los convenios con las empresas productoras teatrales y los conflictos con la AAA.

CONSIDERACIONES DE LA UNION ARGENTINA DE ARTISTAS DE VARIEDADES SOBRE LA LEY DEL ACTOR 27.203
                                                           
Buenos Aires, 11 de enero de 2015

Al Ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social
Dn. Jorge Triacca
De nuestra mayor consideración:

CUESTIONES PREVIAS
La Ley de actores 27.203 ha sido sancionada por el Congreso en un trámite “exprés” y sin contar con la participación, discusión y el consenso de quienes forman parte del mundo del espectáculo consagrando  un texto “discriminatorio” que produce una verdadera “desigualdad ante la ley” entre trabajadores que comparten el mismo escenario.  
Los artistas de variedades, así como los actores y músicos enfrentamos problemas diariamente, producto de la falta de control del Estado y de un marco legal adecuado, moderno y eficiente, que no ha sido contemplado en la ley del actor, la que se ha dedicado exclusivamente a establecer beneficios para una organización gremial en forma excluyente.
La ley define a los actores en un marco legal que extiende indirectamente la personería gremial a la ASOCIACION ARGENTINA ACTORES, acotando el ámbito de la UNION ARGENTINA DE ARTISTAS DE VARIEDADES que representamos a los artistas.
Al respecto la UADAV ha firmado convenios colectivos de trabajo con la AADET (CCT 50/75) actualizando sus salarios y con una escala salarial homologada por el MINISTERIO DE TRABAJO.
Aún cuando este convenio ha sido homologado la ley agregó a favor del sindicato de actores a los bailarines solistas, que no están comprendidos en la personería gremial de ACTORES y a los DIRECTORES.
Esto afecta directamente a nuestro gremio, además de generar una desigualdad ante la ley.
Lo mismo ocurre al definir al actor como actor interprete, extendiendo el concepto de actor a todo aquel que realiza una labor artística.
Por caso, el conocido caso de la obra STRAVAGANZA, generó un juicio laboral de encuadre en el que la AAA pretendió encuadrar en su gremio a trabajadores que cumplen funciones de acróbatas por caso, encuadrables en la UADAV.
Otro tanto habrá de ocurrir al no distinguirse al cuerpo de baile (DE ACTORES) del bailarín solista (DE UADAV) entre otras disputas de encuadre.
Esto genera naturalmente el desánimo del sector empleador, agravado con el dictado de esta ley y las numerosas exigencias que obligan a asumir costos administrativos y laborales que no tenían previstos.
De hecho esto puede llevar al fracaso del sector y la merma de inversiones, tal como está ocurriendo en los hechos.

DEBERES LABORALES
Creemos que el énfasis puesto en la ley por el blanqueo de los trabajadores no es suficiente ya que la mera registración de un contrato de trabajo no garantiza el cumplimiento de los deberes laborales, menos aun cuando ese sindicato (DE ACTORES) no representa al conjunto de los artistas en general.
El sector artístico se maneja con varios tipos de contratos, y no sólo aquellos incluidos en el convenio colectivo de actores , de ahí que su formalización y  registro en un contrato tipo anacrónico y sectorial puede hacer mermar el acceso al trabajo y  los derechos laborales que persiguen los autores de la ley.
Extrañamente la ley no analiza los numerosos tipos de contratos que se realizan por cada obra y los sucesivos contratos que por su corto plazo no permiten siquiera su administración, lo que generará inconvenientes y problemas tanto desde el punto de vista contable como desde el punto de vista de su control.

CONTROL DEL ESTADO
En la ley no se advierte la intervención de la autoridad de aplicación, esto es el Ministerio de Trabajo de la Nación, para controlar su desenvolvimiento, y deja en manos exclusivas de un sindicato la inspección y policía del trabajo con facultades para reclamar judicialmente por falta de pago, lo que conduce, naturalmente, a otra industria del juicio como la que se ha vivido, por ejemplo, en materia de accidentes de trabajo. Es decir, el aumento de la litigiosidad.

HIGIENE Y SEGURIDAD. JORNADA.
No se legisló en torno a cuestiones básicas que hubieran beneficiado a los artistas como ser las condiciones de higiene y seguridad.
Tampoco se ha defendido el derecho al cumplimiento de las horas de trabajo, los excesos en la jornada laboral, o directamente el trabajo en negro. Hubiéramos preferido una ley que combata la irregularidad laboral y la manifieste en su texto y no sólo una mera repetición de la ley de contrato de trabajo indicando que el actor está en relación de dependencia.

DERECHOS GREMIALES
Como lógica consecuencia, sólo favorece a un sindicato, la ASOCIACION ARGENTINA DE ACTORES que trata de violar la normativa laboral, al extender su ámbito personal gremial a trabajadores que no le pertenecen y monopolizar la discusión paritaria y la defensa del sector.
En lo que hace a lo gremial, bajo el pretexto de otorgar a los actores el derecho de la seguridad social y una jubilación, la Ley esconde en su art.2° inciso d) que intenta resolver una vieja disputa de encuadre sindical protagonizada entre la SADEM, UADAV y la ASOCIACION ARGENTINA DE ACTORES y se pretende extender la personería gremial de actores que, entre otras categorías,  incluye solo a CUERPOS DE BAILE, pisoteando la personería gremial del resto de los gremios.
El gremio de actores pretende arrogarse los derechos que otorga la personería gremial a artistas de variedades utilizando una definición de lo que son bailarines de conjunto, en exceso de sus derechos ( Ley 23.551).
Esto lo hace pues no ha logrado en la justicia ningún pronunciamiento que le permita afirmar que los bailarines solistas le pertenecen. El gremio de actores, sólo ha aprovechado la circunstancia por la cual el sindicato de artistas de variedades, quien por un problema de su obra social no ha podido ejercer sus derechos y ha sido intervenida durante varios años, intentó incorporar en las planillas salariales la categoría de bailarines para poder afiliar a los mismos. Pero la realidad es que no le pertenecen al sindicato de actores y sí pertenecen a artistas de variedades.

JUBILACION
No estamos en desacuerdo de que era necesario otorgar una jubilación digna a los trabajadores del espectáculo, hecho injusto para quienes han atravesado una larga trayectoria. No es menos cierto que el acceso a la seguridad social, en esta actividad, resulta dificultoso atento el carácter temporario de sus contratos. Pero ello no puede obligar, sin más, a todos los sectores involucrados a acceder a las pretensiones parciales de un gremio, que intenta nuclear a todos bajo su ámbito personal y su obra social, en desmedro de otros gremios afines.

REFORMA o DEROGACION DE LA LEY
Creemos que una ley debe ser producto del consenso social y no sólo de un grupo afín a un gobierno, por ello solicitamos su derogación o reforma.
Entendemos que, tratándose de una reforma a una ley laboral,  con impacto social y cultural, se debieron considerar los principios de buena fe y materializarlo a través de una negociación en la que participaran todos los representantes del sector ( art. 16 de la Constitución Nacional que dice: "Todos sus habitantes son iguales ante la ley, y admisibles en los empleos sin otra condición que la idoneidad."  )

DESEMPLEO POR FALTA DE INVERSIONES
Habíamos advertido que esta ley genera un costo empresarial no previsto, que podría traer aparejado mayor desocupación  y cese de la inversión empresarial, atento que obliga a las empresas a encuadrar en ese exclusivo convenio, a todos los trabajadores, a abonar al sindicato altos porcentajes de sus ingresos (40%) y no nos permite contratar con libertad nuestras remuneraciones.
Esto producirá una competencia desleal entre las empresas, que volverían a contratar al personal en negro, fuera de convenio o abonando honorarios a cambio de su facturación y consecuentemente producir un retroceso en la actividad. Es decir un retroceso en el mundo del espectáculo.
Entendemos que los efectos de ésta ley, que crea una rigidez absoluta en materia laboral, podría perjudicar la creación de empleo, y sólo beneficiar a la ASOCIACION ARGENTINA DE ACTORES, quienes verán reducido el mercado de trabajo, producto de su imprudencia y sectarismo, para tratar una ley que sólo fue realizada con un afán político, a poco de celebrarse las elecciones, con el objeto de tener el apoyo de los actores, y decidir la suerte de política de un gobierno.

CONSIDERACIONES LEGALES. OBSERVACIONES A LA LEY 27.203.

ARTÍCULO 1° —
 A los fines de la presente ley, se considerará actor-intérprete a toda persona que desarrolle las tareas de interpretación de personajes, situaciones ficticias o basadas en hechos reales, o que sustituya, reemplace o imite personajes, así como aquella que efectúe interpretaciones de sí mismo, a través de un libreto, libro, guión o ideas, en actuaciones públicas o dirigidas al público, con independencia del formato y medio utilizado para difundirlas, cualquiera sea el lugar y la forma en que lo realice.

Serán, asimismo, sujetos de la presente ley aquellas personas encargadas de la dirección, los apuntadores, así como los asistentes de cualquiera de ellos, coristas y cuerpos de baile.

OBSERVACIONES DE UADAV:
El actor no es el actor intérprete, pues confunde su interpretación legal al extender la personería gremial de la AAA, cuando no le corresponde.
La Asociación Argentina de Actores nuclea por su personería gremial a actores , actrices, apuntadores, transpuntes , coristas, y cuerpos de baile (art. Personería gremial asociación argentina de actores (ver Resolución  MT 217/1947).
Sin embargo la Ley pretendió extender su personería gremial ,ampliándola a los intérpretes, directores, asistentes de directores y de apuntadores. Esto viola la Ley 23.551 que limita a la personería gremial el ámbito personal de actuación de cada Asociación Sindical.

ARTÍCULO 2° — A los fines de la presente ley se entenderá por:

a) Personas encargadas de la dirección: aquellas personas que tengan como función la puesta en escena de los espectáculos, incluyendo la dirección de los sujetos comprendidos en el artículo 1° de esta ley;

b) Apuntadores: aquellas personas encargadas de recordar directa o indirectamente a los actores sus respectivos textos del libreto;

c) Coristas: aquellas personas que canten, bailen y actúen conformando un coro;

d) Cuerpos de baile: aquellas personas que bailen interpretando una coreografía de manera grupal o solista.
OBSERVACIONES DE UADAV:
El inciso a) y d) merecen la misma observación que el artículo anterior.
El inciso a) le otorga a la ASOCIACION ARGENTINA DE ACTORES la facultad de comprender a los directores, categoría que no tiene el gremio de acuerdo a su personería gremial.
El inciso d) pretende ampliar la personería gremial de la ASOCIACION ARGENTINA DE ACTORES (AAA), al definir al cuerpo de baile como “aquellas personas que bailen interpretando una coreografía de manera grupal o solista”. La inclusión de bailarines solistas o grupales no es acorde con la definición de cuerpo de baile. Los cuerpos de baile no se caracterizan por ser bailarines individuales, los que se encuentran encuadrados históricamente en la U.A.D.A.V.  y no en la AAA.
Este exceso en la letra de la ley extiende ilegítimamente las facultades del gremio de ACTORES sobre el resto de gremios que incluye a bailarines.


Contrato de trabajo actoral

ARTÍCULO 5° — La definición del contrato de trabajo actoral de los sujetos comprendidos en el artículo 1° de la presente ley y de su contenido mínimo se regirá por los convenios colectivos de trabajo aplicables y por el Régimen de Contrato de Trabajo aprobado por la ley 20.744 (t.o. 1976) y sus modificatorias y complementarias, resultando de aplicación al presente régimen las modalidades de contratación reguladas en dicho cuerpo legal, según los modelos que se encuentran consignados en los respectivos convenios colectivos de trabajo.

OBSERVACIONES DE U.A.D.A.V.
Nos remitimos a las consideraciones previas en la cual se ha mencionado que los contratos tipo son en algunos casos anacrónicos y no se adecuan a las nuevas modalidades de contratación artística. Asimismo soslaya los contratos tipo de artistas de variedades que difieren de los mismos.

ARTÍCULO 6° — El contrato de trabajo de los sujetos comprendidos en el artículo 1° de la presente ley se instrumentará por escrito conforme a las normas y disposiciones establecidas y homologadas en el Convenio Colectivo de Trabajo aplicable a cada caso y por cada labor artística que implique un rol u obra nueva.

ARTÍCULO 7° — El contrato de trabajo deberá ser presentado por el contratante en la asociación sindical con personería gremial que represente a los sujetos comprendidos en el artículo 1° de la presente ley, para su correspondiente visado, conocimiento e intervención, conforme a lo dispuesto en los convenios colectivos de trabajo aplicables. El incumplimiento de la obligación de presentar el instrumento contractual hará pasible al contratante del pago de una multa que será determinada y recaudada por la autoridad de aplicación de la presente ley, y que en ningún supuesto podrá superar el monto total del contrato.

OBSERVACION DE UADAV:
Este artículo excluye a los gremios que representan a los bailarines como U.A.D.A.V. para presentación de los contratos otorgando exclusividad a la A.A.A.
De acuerdo a lo referido esto trae mayores costos para las empresas.
Régimen de seguridad social

ARTÍCULO 10. — Los actores-intérpretes y demás sujetos definidos en el artículo 1° de la presente ley se encontrarán comprendidos en el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), de acuerdo con lo normado por el inciso a) del artículo 2° de la ley 24.241, sus modificatorias y complementarias.

Asimismo, se encontrarán comprendidos en los regímenes previstos en las leyes 19.032, 23.660, 23.661, 24.013, 24.557 y 24.714, y sus respectivas modificaciones, o en los que en un futuro los sustituyan.

En todos los casos, será con el alcance definido en la presente ley.

ARTÍCULO 11. — Los aportes y contribuciones obligatorios al Sistema Integrado Previsional Argentino y a los restantes subsistemas de seguridad social previstos en el artículo anterior se calcularán tomando como base las remuneraciones imponibles devengadas en cada mes calendario, de acuerdo con lo previsto por el artículo 9° de la ley 24.241, sus modificatorias y complementarias. Los porcentajes de cotización serán los establecidos en las leyes respectivas.

Dichas cotizaciones deberán ser declaradas e ingresadas por los contratantes indicados en el artículo 3° ante la Administración Federal de Ingresos Públicos, entidad autárquica en el ámbito del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, de acuerdo con los procedimientos generales vigentes.

Facúltase a la Secretaría de Seguridad Social y a la Administración Federal de Ingresos Públicos a disponer de instrumentos alternativos de recaudación, pudiendo otorgar a la asociación sindical con personería gremial el rol de agente de recaudación o responsable sustituto de dichas obligaciones.

OBSERVACIONES DE UADAV:
Consideramos que no debe delegarse en el sindicato de ACTORES la recaudación señalada en el último párrafo. Además debería reverse la extensión y ámbito de aplicación de estos artículos.

ARTÍCULO 16. — Los sujetos comprendidos en la presente ley tendrán derecho a las asignaciones familiares establecidas en el artículo 6° de la ley 24.714, sus modificatorias y complementarias, en las condiciones previstas para trabajadores discontinuos.

OBSERVACIONES DE UADAV
Esto genera una nueva discriminación.

CARTELERA DE ESPECTÁCULOS

____________________________________

____________________________________

____________________________________

____________________________________

____________________________________